Con Sentido

35

Antes de pasar al otro Barrio”

Sergio Galaviz

Eduardo del Río nació en Zamora Michoacán, una de las ciudades mexicanas más conservadoras que se tienen, es en el año de 1934 en una familia humilde donde comienza la historia de este personaje admirado por muchos, pero también muy criticado por el brazo derechista del país, puesto que con sus caricaturas e historietas incomodó a distintas figuras y organismos públicos que están enraizados en nuestra sociedad, pero que no necesariamente son un beneficio para nuestro convaleciente México.

Es en la madrugada del martes ocho de agosto, víctima de cáncer de próstata que el gran RIUS deja este mundo y pasa a otro barrio, donde seguramente continuará con su trabajo periodístico y como escritor monero que le distinguió a lo largo de su trayectoria y que le valió para ser reconocido con el premio nacional del periodismo en el año de 1987. Cada uno de sus libros es fruto no solo de su investigación sino también de su visión tan real de nuestras circunstancias.

Un crítico mordaz por la pobreza que viven los mexicanos cuyo origen lo encuentra en la manera como se gobierna, es decir, nuestros gobiernos están más enfocados en la acumulación de las riquezas en manos de pocos que la búsqueda de un sistema político donde los recursos se distribuyan con equidad, de tal forma que el progreso alcance a todos.

RIUS ha escrito un libro donde considera que el gobierno ha sido durante años y años el principal responsable de la situación tan vulnerable en que viven sumidos nuestros pueblos; el nombre del libro es: “500 años fregados, pero cristianos” y cuya narración se remonta a la conquista española, puesto que fuimos sometidos a formas de esclavitud y sumisión para que el opresor consiguiera sus objetivos de establecerse en un territorio que les era muy beneficioso, económicamente hablando.

Decía que era miembro del club de los salmones porque desde sus diecisiete años siempre ha nadado contracorriente. Es autor del libro “Santo PRI, líbranos del PAN” donde queda clara su oposición a los partidos de la derecha y simpatizante a ultranza de los considerados de Izquierda. Siempre soñó con un presidente de la República surgido de ésta corriente, sin embargo nunca pudo testificar su deseo. RIUS reconoce que creyó, al igual que millones de mexicanos en el cambio pregonado por Vicente Fox, con su famosa frase: “en quince minutos les resuelvo el problema”, al contrario se agudizó aún más, vivimos en una sociedad carente de esperanza, nos estamos destruyendo unos con otros.

A los seis meses de nacido, quedó huérfano de padre, entonces quedó a cargo de su madre y lo internó en el Seminario con el afán de que llegara al sacerdocio, sin embargo, el mismo RIUS decide abandonar esa Institución y dedicarse a la escritura humorística. En alguna entrevista le preguntaron sobre la religión que profesaba a lo que respondió que le tenía que agradecer a Dios que lo volvió ateo y a la Iglesia Católica que lo volvió anticlerical. Aunque debo aclarar que tenía admiración y simpatía por Jesucristo, al “Cristo de Carne y Hueso” como lo refiere en uno de sus libros.

 

gala7soc@hotmail.com